Iniciar Sesión

Acceso mediante UVUS

Usuario
Contraseña *

El desarrollo de las nuevas tecnologías y su aplicación a las diferentes áreas científicas y ámbitos sociales ha producido considerables avances en muchos campos. Uno de los más importantes ha sido sin duda el sanitario o de la salud. En efecto, las incuestionables mejoras de calidad y esperanza de vida de nuestra sociedad en las últimas décadas han sido posibles, en gran medida, por el desarrollo de la sanidad pública, y en concreto, de la formación de los profesionales sanitarios, de las instalaciones donde se desarrolla la labor asistencial, y del equipamiento tecnológico que tienen a su disposición.

No podría entenderse hoy día la práctica médica de calidad, sin el apoyo de equipos tecnológicos capaces de monitorizar funciones fisiológicas y de asistir en el diagnóstico de los pacientes. El desarrollo de estos dispositivos requiere la participación de ingenieros expertos en áreas relacionadas con la mecánica, los materiales, la electrónica, la automática, la robótica, los computadores o la informática, en colaboración con profesionales sanitarios.

Por otra parte, la labor asistencial de los centros hospitalarios, requiere el apoyo de tecnologías y sistemas de información avanzados. La puesta a disposición de los médicos de las historias clínicas de sus pacientes, la incorporación en tiempo real de los datos monitorizados a dichas historias, o todo lo relacionado con la logística hospitalaria, son sólo algunos ejemplos del importante papel de las tecnologías de la información en el ámbito sanitario.

La aplicación de las nuevas tecnologías es fundamental no solo para el funcionamiento actual de los sistemas sanitarios, sino también para su desarrollo y evolución futura. Estas “tecnologías sanitarias o de la salud” se han convertido en el elemento clave de la innovación al servicio de la salud y de la calidad asistencial a los enfermos y personas discapacitadas. Son, junto con la investigación científica, el instrumento fundamental para la mejora de la salud pública y la calidad de vida de los ciudadanos.

Pero lo que estamos denominando tecnologías sanitarias comprenden un campo muy amplio, que incluye a gran parte de las tecnologías informáticas y de las tecnologías industriales orientadas a la organización e instrumentación del sistema sanitario. Uno de los indicadores de la importancia de este campo es la existencia de asociaciones específicas a nivel nacional e internacional dedicadas al fomento de la aplicación de estas tecnologías y al apoyo a los profesionales del sector.

Así, la International Medical Informatics Association (IMIA), creada en 1989, es una organización de ámbito mundial, cuyos socios son asociaciones continentales, siendo la European Federation for Medical Informatics (EFMI), la asociación europea del ramo. Nuestra representante local en estas organizaciones internacionales es la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), creada en 1976. Esta sociedad organiza un congreso anual sobre Informática y Salud (INFORSALUD), otro sobre Informática Médica (INFORMED), edita la revista bimensual Informática y Salud y publica regularmente informes sobre el sector.

Por otra parte, la Sociedad Española de Ingeniería Biomédica (SEIB), creada en 1994 como refundación de la Asociación Española de Bioingeniería, creada en 1978, tiene el objetivo de fomentar esta área y apoyar a los profesionales que trabajan en la misma. Organiza también un congreso anual sobre Ingeniería Biomédica (CASEIB). Esta sociedad también pertenece a su equivalente International, la International Federation for Medical and Biological Engineering (IFMBE), presente en una gran cantidad de países.

Estas asociaciones y actividades no son más que una pequeña muestra local de lo que a nivel mundial se realiza. Datos estadísticos de estas asociaciones muestran la importancia de este sector en España, tanto en número de profesionales como en volumen de producción y negocio.

Finalmente, junto a estos dos sectores interrelacionados y claramente asentados, hay que resaltar la importancia de otro sector más joven, relacionado también con la Salud, con el conocimiento de sus fundamentos biológicos y con la creación de nuevos tratamientos y fármacos. Es el referido al análisis de datos biológicos, cuyo crecimiento en los últimos años hace preciso la utilización de avanzadas técnicas computacionales y grandes instalaciones informáticas. Este campo emergente, reconocido internacionalmente con el nombre de Bioinformática, está teniendo un gran crecimiento en los últimos años. En España existe un número significativo de grupos de investigación en esta área y se ha creado el Instituto Nacional de Bioinformática (INB), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, el cual funciona como una plataforma tecnológica con varios nodos, uno de los cuales se encuentra en la Universidad de Málaga.

Las tres áreas mencionadas, Informática Médica, Ingeniería Biomédica y Bioinformática, están recibiendo cada día más atención, siendo numerosos los países que imparten titulaciones de grado y posgrados en algunas de ellas o en todas, como se pondrá de manifiesto en el apartado de Referencias. La oportunidad de todas ellas, se pone de manifiesto básicamente por el mismo motivo: la importancia del sector sanitario en la sociedad actual y la potencialidad de su evolución futura, hace necesario formar profesionales con un conocimiento más orientado a las características específicas de este sector. El conocimiento sobre las nociones básicas de Biología y Medicina permitirá a los futuros ingenieros de la salud conocer mejor cuales son sus necesidades y, por tanto, optimizar el funcionamiento del sistema sanitario y aportar nuevas soluciones e instrumentos al tratamiento de la salud.

El actual marco regulatorio español, orientado a la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, nos permite definir nuevos grados con contenidos multidisciplinares y adaptados a las especificidades de los distintos sectores productivos y sociales. La estructura dada a los estudios de la rama de las Ingenierías, con un tronco común y menciones, es el que proponemos para este título de Ingeniería de la Salud. Un título de grado con tres menciones.

La necesaria interoperabilidad del equipamiento médico y asistencial con los sistemas de información clínica, está determinando una clara demanda de profesionales con formación integral en los distintos tipos de tecnologías relacionadas con el ámbito de la salud, como se recoge en las recientes Recomendaciones sobre Educación en Informática Biomédica y de la Salud, de la International Medical Informatics Association [IMIA 2010]. La consultora Gartner, por otro lado, identifica [GARTNER 2010] la necesidad de disponer en los hospitales perfiles profesionales de alto nivel relacionados en la gestión de la innovación y la tecnología, en su más amplio aspecto, reforzando esta visión integral de las Ingenierías de la Salud.

Con estos antecedentes, las Universidades de Málaga y Sevilla, en el marco del Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech, establecen un Grado conjunto en Ingeniería de la Salud que combina los campos de la Ingeniería Biomédica, la Bioinformática y la Informática Clínica.

El objetivo fundamental del Grado es la formación de profesionales capaces de proyectar, dirigir y coordinar todas aquellas actividades relacionadas con la aplicación de la Ingeniería al ámbito de la Salud. Asimismo, se pretende formar titulados capaces de dirigir y gestionar íntegramente, empresas o departamentos con criterios de calidad total y respeto a las personas y el medio ambiente.

Desde un punto de vista formativo, las tres áreas mencionadas comparten un importante cuerpo disciplinar común, formado por los conocimientos básicos de Ingeniería Informática, Ingeniería Industrial y fundamentos biológicos y médicos de la salud. Este conocimiento común a todas las menciones, dotará también a los futuros ingenieros de una visión global del área y de una base muy importante para poder comprender los problemas y tareas de las tres menciones.

Salidas Profesionales

El grado tiene como finalidad preparar y formar profesionales que desarrollen su actividad en:

  • Empresas dedicadas a la fabricación y/o mantenimiento de equipos médicos de diagnóstico o monitorización de pacientes y todo el software relacionado.
  • Empresas o equipos de investigación biomédica, y en particular, en las áreas donde la informática tenga un papel predominante.
  • Departamentos de Ingeniería clínica o de electromedicina de los hospitales, encargándose del asesoramiento, control de calidad y gestión del mantenimiento de los equipos.
  • Empresas del sector de Tecnologías de la Información que desarrollen, implanten y mantengan sistemas de información clínica.
  • Departamentos de Informática de hospitales, realizando tareas de implantación y administración de redes, infraestructuras y de los sistemas de información.
  • Administración autonómica o nacional, asesorando en la definición de políticas estratégicas relacionadas con la coordinación de tecnología y la innovación en centros públicos de salud.
  • Consultoría de Tecnologías Informáticas para la salud.
  • Empresas de desarrollo de software bioinformático para máquinas de secuenciación.
  • Integración en equipos de investigación básica y aplicada o en equipos de desarrollo tecnológico para compañías de biotecnología y/o empresas involucradas en el desarrollo de fármacos.
  • Estudios en metodologías estadísticas, matemáticas y computacionales para analizar el genoma y la expresión génica.
  • Trabajos de desarrollo e implementación de la tecnología de GeneChips, expresión génica, mapeo, rastreo de polimorfismos, descubrimiento de genes y desarrollo de algoritmos diagnósticos.
  • Técnicos cualificados de empresas relacionadas con la gestión y el análisis informático de datos biológicos.

Referencias

[GARTNER 2010] “Key Issues for Healthcare Delivery Organizations and Government e-Health Programs, 2010”. Gartner Industry Research. 29 march 2010. ID: G00175475.

[IMIA 2010] Recommendations of the International Medical Informatics Association (IMIA) on Education in Biomedical and Health Informatics. IMIA, 2010.

La información que se muestra en estas páginas en relación al Gado en Ingeniería de la Salud corresponde a la que se ha remitido a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación. Es posible que algunas de las informaciones que se muestran en esta página sufran modificaciones como respuesta a los informes de evaluación realizados por la agencia.